Seleccionar página

Cerrajeros a Domicilio
A través de estas líneas, podrás obtener toda la información necesaria acerca de cómo instalar tu puerta corrediza en la comodidad de tu casa sin la necesidad de que tengas que acudir a un cerrajero, que estoy seguro te va a quitar una cantidad considerable de dinero, cosa que va a trastocar tu presupuesto.
Lo primero que debes hacer es adquirir el juego de puerta corrediza en una tienda ferretera, así como también en un almacén donde vendan materiales y artículos de construcción.
La mayoría de juegos de este tipo de puertas debe contener montantes divididos, la puerta en sí, los rieles que guían a la puerta, y las piezas o accesorios para la puerta.
Estudia muy bien la pared donde va a ir la puerta, debido a que estoy seguro que lo que menos quieres es abrir el agujero en la pared, para al final darte cuenta que no es viable poner una puerta justo en ese agujero y en ese lugar.
Si es el caso en el que ya estuviera instalada una puerta pero está ya muy deteriorada y ha cumplido su tiempo útil, evidentemente lo que debes hacer es retirara. Si vas cambiar una puerta ordinaria por esta corrediza, debes salir de la anterior.
Debes desinstalar toda la puerta y todo lo que haya traído consigo, sobre todo las cuñas y las molduras, incluyendo así también el marco.
Acto seguido, debes quitar directamente el panel de yeso que cubre uno de los laterales de la pared, debes realizar esta tarea muy despacio para de esta forma asegurarte de que no se te escape ningún seguro o accesorio que exista en la pared.
Quita el drywall hasta unos cuantos centímetros sobre la parte donde va a quedar la viga, nunca hasta el techo, debido a que caso contrario, vas a tener que hacer trabajo doble en unos minutos.
El paso a seguir ahora es instalar de manera efectiva el riel. El juego completo de puerta corrediza debe contener todos los rieles en los que la puerta se va a desplazar dentro de la pared. Debes fijarlo siempre tomando en cuenta las instrucciones que vendrán por escrito, y usa todos los tornillos para unir los soportes a los montantes.
Ahora, si has decidido usar los montantes divididos e instalados preliminarmente, debes anexarlos solo luego de haber colocado el respectivo riel.
Instala todas las partes que correspondan así como coloca la puerta en el riel. Debes asegurarte de que en efecto la puerta quede deslizándose de forma fluida y que también se encuentra nivelada.
Pon las pinzas en la parte superior en los rieles, estos son fundamentales para el sistema de la puerta. Seguidamente, debes deslizar todos los soportes que tengas ruedas dentro del riel más grande o principal que se encuentra en la parte superior. Engancha cada colgador o pinza con su respectivo soporte.
Una vez que así lo hagas, dedícate a ajustarlos hasta que la puerta quede colgando de forma perfecta y a la altura precisa.
Finalmente, el sistema corredizo debe obligatoriamente incluir las piezas de un pestillo. Algunas de ellas deben ser colocadas directamente en la puerta, y otras cuentas en la pared.
Sigue todas las instrucciones que debe traer el juego completo. Debes asegurarte que la puerta siga deslizándose con mucha facilidad y soltura y que el pestillo se encuentre alineado de forma ideal.
Debes al final colocar los clavos y tornillos necesarios para que el marco de la puerta se mantenga fija y estable siempre. Y así hemos terminado la instalación de tu puerta corrediza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies